[Loros] Un problema muy común

Cuando las personas escuchan hablar acerca del estrés en los loros la primera reacción suele ser asustarse.

El estrés es una respuesta corporal normal no específica. Es algo con lo que nuestros loros conviven a diario.

Cuando los loros llegan a nuestras instalaciones necesitan un proceso de adaptación al cambio.

De la misma manera la mayor parte de los problemas que la gente se encuentra en el entrenamiento se debe a pedirle demasiado demasiado pronto.

En definitiva, el loro no es capaz de adaptarse.

Éstos animales han venido al mundo equipados con una capacidad asombrosa de adaptarse, solo tenemos que estimularla de la forma adecuada.

Hoy os quiero introducir el primero de los tres aspectos clave que hemos identificado en los últimos 15 años de trabajo con estos animales.

La sensación de seguridad

Vemos loros en instalaciones aparentemente fantásticas con personas que les cuidan y les quieren y sin embargo no siempre se sienten seguros.

Querer a un animal no es sinónimo de proporcionarle seguridad.

Lo importante es cómo percibe el loro su entorno, las interacciones con nosotros y su capacidad para resolver los problemas a los que se enfrenta.

 

Tratar los problemas de adaptación requiere más que enriquecimiento ambiental.


Leave a Comment